INTERNET DE LAS COSAS

Zapatillas inteligentes

El primero caso de Internet de las cosas está dentro de la categoría de los wearables. Las zapatillas SpeedForm Gemini 2 cuentan con sensores capaz de registrar datos como el tiempo y la distancia recorrida, parámetros que después se combinan en una aplicación móvil para extraer valor de ellos. Las zapatillas también tienen la posibilidad de enviar datos GPS para determinar las rutas seguidas por el usuario.


Sensores para el jardín

Una de las compañías que ofrecen este producto es Parrot. Más conocida por la fabricación de drones, la empresa francesa también tiene un catálogo nutrido de sensores. Uno de ellos, el Flower Power, está destinado a jardines. El dispositivo registra datos sobre la luz solar, la temperatura, el nivel de fertilizante en el suelo y el de humedad.


Botones inteligentes

Amazon ha llegado a un acuerdo con una serie de marcas de productos domésticos para crear botones inteligentes que funcionan de la siguiente manera. Cuando estás en casa y vas a poner la lavadora descubres que apenas queda detergente. Hasta ahora lo que hacías era apuntarlo en una lista, apuntarlo mentalmente o pensar “vaya, hay que comprar detergente” y olvidarlo al cabo de un instante. La asociación de Amazon con un fabricante de detergente te permite tener un botón inteligente acoplado a la lavadora, para que cuando observes la falta del producto puedas encargarlo solo con pulsar el botón. Amazon recibe la orden de compra –un determinado bote de detergente de una determinada marca– y la procesa para enviarlo directamente a tu casa.